Cotización Ibex 35
sixt
Inicio / Salud / 8 consejos para evitar el infarto de miocardio
8 consejos para evitar el infarto de miocardio

8 consejos para evitar el infarto de miocardio


Te damos las ocho pautas básicas para mantener nuestro corazón en perfecto estado y hagamos todo lo que esté en nuestras manos para evitar sufrir un infarto.

1. Vigila los niveles de colesterol y trigliceridos

Cuanto mayor la tasa de colesterol total, mayor el riesgo de enfermedad cardiovascular y de infarto.

  • El colesterol LDL (siglas en inglés de lipoproteínas de baja densidad o colesterol «malo») transporta el colesterol por el organismo; dichas lipoproteínas se depositan en los vasos sanguíneos, donde pueden acumularse y reducir la «luz» de una arteria y, como consecuencia, el flujo sanguíneo. Cuanto mayores las tasas de LDL, mayor riesgo de enfermedad cardiovascular e infarto.
  • El colesterol HDL (siglas de lipoproteínas de alta densidad) arrastran el colesterol de las paredes interiores de las arterias y lo transportan al hígado, donde se metaboliza y elimina.
  • Los triglicéridos. Son un tipo de grasa presente en los alimentos y que también fabrica el hígado. Cuanto mayores sean los niveles de triglicéridos, mayor es el riesgo de enfermedad cardiovascular. Las personas con hiperlipidemia (hipercolesterolemia y/o altos niveles de triglicéridos) deben vigilar la dieta. Si el médico lo estima necesario, deben tomar medicamentos para reducir los niveles de colesterol (estatinas u otros).

2. Deja de fumar

  • El tabaco constriñe y deteriora las arterias.

No-Fumes

3. Controla la diabetes

  • El control frecuente y adecuado de los niveles de azúcar en sangre, mediante insulina u otros medicamentos y/o medidas dietéticas, previene o retrasa el infarto en estos enfermos, cuyo riesgo cardiaco es mayor que el de la población general.

Control_Diabetes

4. Vigila la tensión

  • La tensión arterial alta deteriora el recubrimiento interior de las arterias, lo que facilita la formación de depósitos de grasa y aumenta el riesgo de infarto de miocardio. Una dieta adecuada, ejercicio y/o medicamentos antihipertensivos ayudan a reducir la tensión arterial alta.

5. Haz ejercicio

  • La actividad física de moderada a intensa reduce muy notablemente el riesgo cardiaco. Incluso un ejercicio moderado realizado a diario reduce el colesterol LDL y aumenta el HDL. El ejercicio mejora la capacidad de bombeo del corazón y la circulación y aumenta la fuerza y la resistencia.

Haz_Ejercicio

6. Vigila tu peso

  • La obesidad aumenta los niveles de triglicéridos, que favorecen la enfermedad cardiovascular. Una dieta adecuada y ejercicio ayudan a controlar el peso.

Vigila_Tu_Peso

7. Controla el estrés

  • Las terapias antiestrés y una vida social intensa y remuneradora mejoran el pronóstico en la enfermedad cardiaca.

estres

8. Observa el árbol genealógico familiar

  • Si ves que en tu familia se han dado casos de diabetes, infartos de miocardio, ictus isquémicos (ataques cerebrales trombóticos) o hipertensión, consulta al cardiólogo (si eres hombre, antes de los 55 años; si eres mujer, antes de los 65 años).

Arbol

Okinawa, la isla de la longevidad

Así se cuidan las personas con menor riesgo de infarto del mundo:
Es sabido que los japoneses viven más años que nadie en el mundo. Lo que sabe menos gente es que, dentro del Japón, los más longevos son los habitantes de la isla de Okinawa: una esperanza de vida de 86 años las mujeres y casi de 80 años los hombres. Pero lo más sorprendente no es que los «okinawenses» vivan más años, sino que lleguen a edades avanzadas en condiciones admirables.

No hay más que consultar las estadísticas: su riesgo de infartos de miocardio e ictus (y también de cánceres, osteoporosis, Alzheimer…) es mucho menor que en cualquier otro lugar del mundo. ¿Cuestión de genes? No tanto. Cuando los habitantes de Okinawa se trasladan a países con una dieta y unos hábitos de vida diferentes, su expectativa de vida se reduce a la de los países de acogida.

Según expertos que han estudiado el fenómeno Okinawa, hay 6 factores del estilo de vida de los habitantes de esa isla que explican su reducido riesgo cardiovascular y su longevidad:

  1. Una dieta baja en calorías.
  2. Una alimentación muy rica en frutas, verduras, legumbres y pescados y pobre en grasas saturadas y carbohidratos refinados (harinas blancas, dulces).
  3. Actividad física como parte de una vida de participación en la sociedad (trabajos en el jardín, trabajos para la comunidad, faenas domésticas…).
  4. Redes de amigos que les aseguran apoyo psicológico en momentos difíciles.
  5. Un alto sentido espiritual.
  6. Una visión positiva de la vida. Intuitiva –o evolutivamente–, los «okinawenses» han diseñado a lo largo de los siglos un estilo de vida que se ajusta perfectamente a las recomendaciones que –tras centenares de estudios y muchos millones de dólares de inversión– la poderosa y prestigiosa American Heart Association (Asociación Norteamericana del Corazón) ha dado a conocer como «pautas cardiosaludables» para toda la población.

Okinawa_Mujer Okinawa_Hombre

Fuente:Plusesmas.com

Compártelo con un amigo...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInPrint this pageEmail this to someone
taller urbauto

Acerca de infodonde

infodonde

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR