Cotización Ibex 35
sixt
Inicio / Como se Hace / Los 10 errores más comunes en entrevistas de trabajo
Los 10 errores más comunes en entrevistas de trabajo

Los 10 errores más comunes en entrevistas de trabajo


Nadie está exento de cometer errores durante una entrevista. Aunque a veces nos enfocamos más en lo que debemos hacer, de vez en cuando viene bien hacer un análisis de errores comunes. Y así saber lo que NO tenemos que hacer.

1.- Falta de preparación.- Quedarte en blanco ante una pregunta como “¿qué sabes de nuestra empresa?” resulta embarazoso y demuestra una falta de preparación total. Prepara un informe sobre la empresa donde solicites trabajo y estúdiala a fondo.

2.- Mal vestido.- Y no me refiero a que no lleves ropa de marca o que tu corbata no esté a la última moda. Lo importante en cuestiones de vestimenta: vestirse acorde con la posición y con la cultura de la empresa. Revisa este artículo sobre cómo vestirse para una entrevista. El aparecer a una entrevista de trabajo para salvavidas en la playa para el verano con un traje de contable -por muy profesional que te aparezca- puede eliminarte rápidamente de la lista de candidatos.

3.- No saber comunicarte.- La comunicación escrita juega un papel fundamental durante la búsqueda de trabajo. Cuando llega la hora de la entrevista, la comunicación oral y la corporal harán el resto del trabajo. Dar la mano con firmeza, mirar a los ojos del entrevistador, o mantener una postura positiva pueden equilibrar la balanza a tu favor antes de ni siquiera abrir la boca para contestar la primer pregunta.

4.- El celular.– Nuestro amigo inseparable. Apaga el celular antes de entrar a la entrevista. Son muchos los casos de solicitantes que reciben llamadas o mensajes durante la entrevista. Y aunque no te lo creas, muchos de ellos incluso contestan estando en medio de la entrevista. Probablemente, ya lo has adivinado.

Una simple de llamada mientras te entrevistas y tus oportunidades de conseguir el trabajo se han reducido a cero.

5.- Hablar demasiado.- Una de las cualidades más importantes en el campo de la comunicación: el saber escuchar. Y una de las menos preparadas. Existen candidatos que, ya sea por nervios o exceso de confianza, se toman 10 minutos para contestar una pregunta simple. Intenta ser conciso en tus respuestas. El entrevistador no necesita saber la historia completa de tu vida.

6.- No hablar suficiente.– En el otro extremo nos encontramos con el síntoma del adolescente que no le apetece hablar con sus padres después del colegio, y se limita a utilizar monosílabos. Muy pocas preguntas durante una entrevista requerirán una respuesta de sí o no. Elabora tu respuesta sin enrollarte mucho. Busca el término medio.

7.- Información incompleta.- Muchas veces antes de la entrevista, deberás de rellenar otro formulario con información sobre tu pasado profesional. Asegúrate de que las fechas de empleos pasados, y otros datos relevantes, correspondan con lo que escribiste en tu resume.

8.- Dar la respuesta equivocada.- Si la posición requiere de unas ciertas destrezas y cualidades, y tu has indicado en tu resume que las posees, no te contradigas durante la entrevista.

Por ejemplo, en un anuncio de trabajo se especifica que se necesita alguien dispuesto a trabajar en equipo. Durante la entrevista, tú indicas que te encantaría trabajar solo para asegurarte que el trabajo se hace bien. También describes las horribles experiencias que has tenido trabajando en equipo en tus anteriores trabajos. Resultado: el trabajo será para otro candidato.

9.- Criticar a tus antiguos jefes.- Todos hemos tenido experiencias negativas en el trabajo con jefes insoportables y compañeros envidiosos. Pero ten mesura cuando te refieras a esas personas o situaciones. Puede que tu antiguo jefe sea cliente de esta empresa, o que resulte que el entrevistador es amigo íntimo de ese que tanto odiaste. Nunca se sabe. Limítate a ser objetivo a la hora de criticar. Trata de enfocarte en algo positivo: “aunque mi antiguo jefe era un gran vendedor, no existían una gran conexión entre nosotros.” Suficiente.

10.- No te quedes en el olvido.- Pocas personas utilizan la potente arma de “dar las gracias.” Terminas la entrevista, te vas a casa, y a esperar a que suene el teléfono. ¿Por qué no te sientas y escribes una nota de agradecimiento? Puede ser un email o una nota escrita a mano. El detalle, siempre y cuando sea sincero, puede incrementar tus probabilidades de éxito.

fuente: aboutespanol.com/ Miguel Perez/ Simon Stanmore/

Compártelo con un amigo...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Share on LinkedInPrint this pageEmail this to someone

Acerca de infodonde

infodonde

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR